jueves, 4 de mayo de 2017

Sistemas de juego: Venture City para Fate Core



Y otro juego de superhéroes para FATE o, en este caso, un suplemento oficial de Evil Hat para superhéroes con dicho sistema: Venture City. Aquí no hay grandes modificaciones a las reglas, más allá de la creación de personajes, pero si una ambientación propia bastante peculiar.  La presentación es sencilla, al estilo de los otros Mundos Fate publicados, con ilustraciones correctas  por Tazio Bettin y Enrica Eren Angiolini que fusionan el estilo de los comic-books con los elementos cyberpunk.

Ambientación
Resumiento se trata de una mezcla de superhéroes y una distopía cyberpunk;  la mayoría de los héroes son figuras publicitarias de las grandes corporaciones, que han privatizado la seguridad y la justicia. En este entorno los límites entre héroe y villano a veces son difíciles de definir, cuando héroes independientes pueden ser perseguidos por los matones de las corporaciones o un bien publicitado agente de estas debe llevar a cabo actos evidentemente inmorales.

La ambientación está definida en base a una serie de problemas, facciones, lugares y personajes. Incluye tanto las herramientas para crear tu propia serie de aventuras en esta ambientación como una aventura ya creada  (titulada nada aventurado) que ofrece una combinación seleccionada de algunos de estos elementos así como unas cuantas aventuras cortas.

Las facciones se crean, siguiendo el fractal FATE, con sus propias habilidades (de una lista personalizada) y proezas, además de dos aspectos llamados, adecuadamente, eslogan y secreto. Los personajes son algo escasos, incluyendo algún héroe corporativo y personajes implicados en la aventura antes mencionada.

La ambientación resulta escasa, apretada en un libro de tan solo 100 páginas presenta apenas dos corporaciones, una banda de mercenarios y una banda callejara/justicieros urbanos, pero resulta interesante la combinación de estos dos elementos diferenciados y que, en principio, resultan casi antitéticos. En otros aspectos, consejos sobre la dirección, género y estilo de juego... el libro es sumamente parco, quizás limitado por el formato elegido.

Creación de personajes
Esta no es muy diferente de la utilizada en Fate Core, en realidad los personajes se construyen  casi igual, añadiendo únicamente una nueva clase de Proezas llamadas, lógicamente, poderes. Estas proezas se pueden comprar de la forma normal pero además los personajes cuentan con tres puntos adicionales que deben gastarse en poderes. Me parece que es fácil de implementar un número mayor o menos de estos puntos para una campaña con distintos niveles de poder. 

La construcción del poder parte de  un Poder Básico (se ofrece una lista bastante completa con 39 poderes definidos) al que se le pueden añadir Mejoras y  Sinergias (otros poderes básicos que dependen del primero), Efectos especiales (que se producen cuando obtienes un éxito con estilo al usar el poder) y unos Efectos de daño colateral (que son utilidades extra pero que tienen también un aspecto negativo sobre el entorno)En la parte puramente negativa por cada poder debes elegir un Defecto. Cada poder básico cuenta con un listado de mejoras, sinergias habituales, etc. El último rasgo a elegir es  un Tema (algo que modifica la descripción de tu poder como que este sea de naturaleza elemental o producto de la tecnología) que a su vez puede tener sus propias personalizaciones.

Esta lista de poderes ocupa gran parte del suplemento, además con la personalización de los rasgos secundarios permite una variedad aún mayor de lo que parece, pero sigue siendo algo limitada. Especialmente el listado de temas (7) es demasiado corto, quizás limitado por la ambientación (con un origen único de los poderes) que ofrece. Es una pena que en ningún lado del libro hayan incluido un listado para consulta y manejo más rápido de los poderes y sus características.

El juego ofrece también una lista de personajes  de ejemplo a medio construir que pueden usarse para, añadiendo habilidades y modificando alguns trucos o aspectos, construir rápidamente un personaje y empezar a jugar sin comerse demasiado la cabeza.

Conclusión
Un acercamiento más sencillo, y un desarrollo más consecuente con el sistema FATE que Wearing The Cape. No tenemos reglas extrañas, nuevos contadores ni cambios en los mecanismos básicos. Los poderes requieren un registro minucioso de los efectos y detalles del poder que hace necesario un seguimiento mayor de la ficha de personaje durante la partida. En algunos casos se aprecia cierta falta de definición en los poderes y en lo que representa exáctamente, por ejemplo, tener superfuerza (en combinación con el nivel de físico del personaje) quizás una tabla maestra (al estilo de la del Icons) de pesos, medidas y distancia podría ser útil también en este caso.

La ambientación es interesante, aunque yo soy muy clásico en esto de los superhéroes, pero es lamentablemente breve y deja demasiadas cosas en el aire (la presencia de cibertecnología normal, por ejemplo). Si se tratara de una ambientación completa seguramente la puntuación de este suplemento debería ser más alta, pero por ahora (quizás en el futuro veamos un mayor desarrollo) esto es lo que hay.

Puntuación: 7/10
Publicar un comentario