viernes, 17 de marzo de 2017

Escocia en la época de Solomon Kane: MacDonald (Clanes)


El clan Donald o MacDonald (Clann Dòmhnaill) es uno de los clanes más grandes de Escocia, pero también uno de los más divididos. Están especialmente vinculados a las Hébridas interiores o meridionales, las islas de Islay y Kyntire sobre todo. Sus historia durante el periodo 1550-1610 es una historia a menudo trágica, una gran familia ahora caída en desgracia y perseguida por sus enemigos, pero aún con sueños de gloria.


El fundador epónimo del clan es Domhnall mac Raghnaill ( que vivió a finales del siglo XII y principios del XIII) pero los genealogistas del clan han trazado conexiones hasta Conn de las Cien Batallas (un legendario Alto Rey irlandés, ascendiente lejano de los O'Neill entre otros) y también hasta los reyes vikingos de la isla de  Man y los condes, también vikingos, de Orkney.

En la época existen multitud de ramas separadas, con sus propios jefes y fortalezas, del clan MacDonald. Los más importantes son posiblemente los MacDonald de Sleat (conocidos en gaélico como Clann Ùisden o familia de Ùisden) a veces Clan Donald del Norte y los MacDonald de Dunnyveg (Clann Iain Mor, familia de Iain el Grande), a veces Clan Donald del Sur. También el clan MacAllister y el  clan MacDougall están también estrechamente relacionados con los MacDonald.

Muchos galloglases irlandeses, donde el apellido normalmente aparece como MacDonnell, también descienden de emigrados del clan Donald. Además durante el periodo de SK, a partir de 1558, una rama de la familia de los MacDonald de Dunnyveg, conocida desde entonces como MacDonnell de Antrim, se establece en Irlanda, primero como mercenarios y luego como señores de propio derecho, bajo el mando de Surly Boy (Somhairle Buidhe) MacDonnell.

Desde el siglo XIII y hasta el  XV la rama principal del clan había acumulado un gran poder en las Hébridas. Con los títulos de Señores de las Islas y Condes de Ross eran prácticamente reyes independientes, pero a partir de 1475 la corona escocesa llevó a cabo una campaña para privarles de sus títulos  y efectivamente destruir su poder.


Esto terminó provocando una era de luchas entre los distintos linajes, feudos entre clanes y disputas territoriales con sus vecinos y antiguos vasallos. La corona siguió una política de favorecer a determinados clanes en la zona (principalmente los Campbell y Gordon, cuyos jefes eran a su vez Condes de Argyl y de Huntly respectivamente, y los MacLean) y mantener a los MacDonald divididos, garantizando tierras independientes a los distintos linajes y asegurándose que ninguno conseguía imponerse sobre los demás.

Muchos de los MacDonald, como otros clanes de las Hébridas, se dedican a la piratería de forma más o menos generalizada, y también al comercio a media y larga distancia. Utilizando principalmente las galeras conocidairs como birlinn, de las que ya hablé en relación a Irlanda y las aventuras piráticas de Grannia O'Malley. Torres y fortalezas en islotes aislados, que abundan en las Hébridas, sirven como guarida perfecta para retirarse con sus botines y desde allí planean sus ataques en el Mar de Irlanda y el Mar del Norte. Una de las riquezas del clan es precisamente los bosques de sus tierras, que sirven para la construcción de estas galeras.

Jefes de los MacDonald de Sleat
Donald (Dòmhnall)Gormeson MacDonald (c. 1522-1585)
El castillo ancestral de esta rama de la familia es la fortaleza de Dunscaith, que según la tradición se alza en el mismo lugar que donde la maestra de guerreros Scáthach entrenó al gran héroe mitológico gaélico Cú Chulainn.

Ocupó el puesto de jefe en 1539, tras la muerte de su padre, intentando tomar el castillo de Eilean Donan de manos de los Mackenzie. Durante un tiempo, durante su minoría, el clan fue gobernado por su tío Gilleasbaig Clèireach y el joven jefe fue llevado a Inglaterra para alejarse de las intrigas y luchas de las tierras altas. Sin embargo en 1554 se le menciona entre los jefes rebeldes que los condes de Huntly y Argyll deben "pacificar", e igualmente en 1562 se le acusa de haber realizado diversos saqueos en tierras de los MacLean. Participó en expediciones en Irlanda, junto a su lejano pariente Surly Boy MacDonnell, y también se enfrentó repetidamente a los Mackencie.

Donald (Dòmhnall) Gorm Mòr  MacDonald (c. 1565-1617)
Al principio de su gobierno se produce un incidente en que 60 de sus seguidores son asesinados por los MacLean de Duart, como parte de un largo conflicto sobre la posesión de unas tierras en las islas de Jura en el que también se implica, del lado de los MacLean, el clan MacLeod de Harris y Dunvegan. En 1589 Donald y sus consejeros más cercanos son convocados a Edimburgo para responder por sus "crímenes" contra los MacLean, siendo hechos prisioneros y obligados a pagar una gran sumo por los daños contra los MacLean.

En 1594 el jefe parte a Irlanda junto con el jefe de los MacLeod para apoyar a Hugh Roe O'Donnell en su revuelta contra el gobierno. Además, para sellar su alianza, la hermana del jefe de los MacLeod se casa con Donald. Sin embargo el año siguiente Donald decide repudiar a su esposa, iniciando un feudo especialmente sangriento y violento entre ambos clanes. Los MacLeod son repetidamente derrotados, culminando en la batalla de Coire Na Creiche (1601). Después de esta el consejo real obliga a los clanes a reconciliarse, terminando el conflicto entre ambos.


Jefes de los Macdonald de Dunnyveg
Angus (Aonghas) MacDonald, 5º Señor de Dunnyveg (m. en 1614)
Jefe de esta rama del clan durante la mayor parte de este periodo (desde 1569), hermano mayor del ya mencionado Sorley Boy.

Durante su administración estuvo muy implicado en el largo feudo entre su familia y los vecinos MacLean, que de una forma u otra terminó implicando a la mayor parte de clanes de las islas. Pese a intentos de reconciliación, como el matrimonio de Angus con Mary (hermana del jefe de los MacLean, Lachlan Mor), la disputa estallaba con regularidad en escaramuzas y batallas que, poco a poco, fueron mermando a los MacDonald. Además la corona intentó varias veces forzar a los jefes a la paz, normalmente poniéndose del lado de los enemigos de los MacDonald, pero esto no detuvo la lucha.

En estos combates el hijo del jefe, Sir James (Séamus) MacDonald, lideraba a menudo las tropas del clan. En 1598, según algunos incitado por intrigas de los Campbell, James se rebeló contra su padre, llegando a prender fuego a su residencia y haciéndole prisionero pero sin llegar a matarlo.


Ese mismo año James dirigió a su clan a la victoria, pese a encontrarse en inferioridad numérica, en la batalla de Traigh Ghruinneart, en que murió Lachlan Mor MacLean y el mismo James fue gravemente herido. Sin embargo, poco después, el hijo de Lachlan, Hector Og MacLean, dirigió una fuerza aún mayor de su clan (y aliados) contra los MacDonald en Benbigrie. Se dice que la carnicería en esa batalla fue brutal, pues los MacDonald superados en número se negaban a rendirse y luchaban con desesperación, pero que finalmente el número superior de los MacLean inclinó la balanza a su favor. James, de nuevo gravemente herido, fue sacado del campo de batalla por sus fieles y se exilió en España.

Fue "perdonado" más tarde por el rey Jacobo, pero se le concedió una pensión en Londres y se le prohibió retornar a Escocia. Con su muerte, en 1624, la dinastía de los MacDonald de Dunnyveg llega a su fin y sus antiguas tierras en Islay, y el castillo ancestral de Dunnyveg, quedan en manos de sus enemigos MacLean.

Sin embargo varios miembros de la familia, como Coll Ciotach (Coll el Zurdo) MacDonald (1570-1647), siguieron luchando por las que consideraban sus tierras durante los siguientes años e incluso durante las revueltas jacobitas del siglo XVIII.

Publicar un comentario en la entrada