lunes, 20 de marzo de 2017

Cosas para leer: Mundo Infierno de Philip José Farmer


Siempre es una buena noticia que se publique algo en español de Philip José Farmer, y la verdad es que es una noticia que se produce menos de lo que me gustaría.  Seguimos esperando que alguna editorial se atreva a retomar las obras del autor, volviendo a publicar algunas obras hoy difíciles de encontrar o atreviéndose con obras inéditas en nuestra lengua pero decididamente interesantes.

Se trata este Mundo Infierno de una obra menor del autor, aparecida en inglés en 1964 y publicada ya anteriormente en castellano al menos en dos ocasiones (la última en 1986). Y digo menor tanto por su longitud como porque, en gran medida, sirve como modelo o prefiguración de otras obras más ambiciosas.

Jack Cull es un ser humano que vive, si se puede decir así, en el Infierno, como otros muchos millones de seres, humanos y demonios, atrapados en un mundo desolado y desconcertante. Sujetos a una cotidianidad retorcida, en que lo común y lo extraordinario resultan inseparables, y a veces indistinguibles, En este infierno apagado, esta otra vida inesperada, aparentemente nadie tiene las respuestas al sentido de su existencia, ni los demonios (superados en número por los humanos hace mucho y convertidos en sus sirvientes) ni los humanos ni siquiera las misteriosas Autoridades que no se dejan ver, ni dan tampoco explicaciones. Y cuando el Infierno empieza a sufrir una serie de cataclismos inesperados, Jack, junto con Phyllis, una mujer a la que odia y desea, y Fyodor, un maniático religioso, inicia una búsqueda de las respuestas que les llevará a conclusiones inesperadas.

Como ya he comentado el libro parece ser en gran medida un borrador de ideas,desarrolladas estas más completamente en otras de sus obras. La idea misma de la "resurrección inesperada" en un mundo extraño y la búsqueda de una respuesta a la duda existencial, la búsqueda del creador incluso, es el concepto básico de la serie de Mundo del Rio. 

Las ácidas referencias a la religión, fundamentalmente a la cristiana, a las relaciones sociales, a un infierno que no es tan distinto de la vida cotidiana al fin y al cabo (y al mismo tiempo es completamente alienígena) nos deja algunos fragmentos brillantes y sugerentes. Destaca por ello la primera parte, en que se nos describe, indirecta y parcialmente, la vida en este mundo, sobre la segunda, donde prima la narración de la peripecia, de la aventura si se quiere, y que resulta insulsa hasta la resolución final. Los personajes, los tres que cuentan con un mínimo de entidad como tales, son esquemáticos y, la mayor parte del tiempo, poco interesantes, trazados con líneas gruesas y poco atractivas.

Puntuación: 6/10


Publicar un comentario en la entrada