martes, 29 de marzo de 2016

Cosas para ver: Batman Vs Superman de Zack Snyder


Antes de nada, ya que parece que para criticar la película hay que demostrar ciertas credenciales, no soy ni un fanático Marvel Zombie ni odio las películas de superhéroes (puntos ambos fáciles de comprobar en el historial del blog), en realidad durante mucho tiempo me he considerado principalmente "fan" de DC, y en particular de Superman. Queda claro que no me gusto la anterior película de Superman dirigida por Zack Snyder, igual que no me han gustado la mayoría de sus películas, y posiblemente por motivos muy parecidos: su obsesión de la estética por encima de las ideas y la emoción, cáscaras vacías que juegan a los referentes pero que en el fondo no (me) dicen nada.

Esta película, como su predecesora, carece de alegría y de color, sumerge a los héroes es un viscoso lodo moral y estético que lo mancha todo y a todos. Lo malo no es que el villano plantee dudas sobre la actuación del héroe o ofrezca una visión coherente del mundo, lo malo es que el villano tenga razón, y lamentablemente esta es la sensación que deja la película. Las dudas que el guión plantea sobre el papel de los personajes en el mundo, sobre la moralidad del poder y su uso, no se resuelven, suponiendo  aparentemente que una catarsis violenta las borra de un plumazo.

Tampoco hay personajes simpáticos o amables, si no una sucesión de seres desagradables, engreídos y egocéntricos que se pelean, destruyen o manipulan sin que en ningún momento parezca que, para ellos, existe otra salida. Las motivaciones de los personajes son absurdas o forzadas.  Los personajes del título, especialmente, parecen obcecados en un enfrentamiento que el guión no parece sustentar demasiado bien y que se solventa con una sucesión inconexa de diálogos, explosiones, flashbacks y alucinaciones hasta el climax evidente y anunciado. 

Es evidente que mezclar a Superman y Batman presenta un problema de tono, algo que se complica si además pretendes introducir a un puñado de personajes nuevos y dejar plantada las semillas de futuras películas. Así que se opta por el camino sencillo, ajustarse a "lo que funciona" y limitarse a imponer el tono de Batman sobre todo, con un puñado de escenas, pocas y mal hilvanadas, que resultan especialmente incongruentes, en que los elementos más fantásticos cobran importancia.

Superman sale poco, y cuando lo hace resulta emocionalmente frío, incluso cuando el personaje está rabioso. A esta falta de interés de uno de los protagonistas se unen las escenas sobrantes o ridículas de una Lois Lane de nuevo muy mal aprovechada (y que sigue teniendo una preocupante despreocupación por el tema de la identidad secreta).

Sumando los evidentes agujeros de guión, los diálogos innecesarios y la espectacularidad vacía hay poco que pueda salvar de la película: como siempre algunas ideas estéticas resultan interesantes pero de nuevo sobre todo en el "lado" de Batman, como si también aquí la película tuviera poco que decir sobre la otra mitad del título. No tengo ningún problema con el Batman de Ben Affleck ni, mucho menos, con la Wonder Woman de Gal Gadot (de lo mejor de la peli), ni siquiera con la actuación de Henry Cavill, simplemente la película no está pensada para que los personajes importen.

Puntuación: 2/10
Publicar un comentario