domingo, 24 de enero de 2016

Irlanda en la época de Solomon Kane (1555-1607) Clanes: los O'Neill (Ó Néill)


El clan O'Neill es el clan más poderoso del Ulster y posiblemente el más poderoso de la Irlanda gaélica.  En muchos sentidos los O'Neill actúan como reyes independientes aún en el siglo XVI y su derrota significa el fin del antiguo orden. Tradicionalmente se les considera orgullosos, ariscos y rebeldes, muy apegados a sus derechos adquiridos pero también valientes y honorables.

Historia del clan
Se considera parte de la antigua tribu de los Uí Néill, como otros muchos  clanes del norte de la isla (entre ellos los O'Donnell, los O'Cahan o los O'Doherty) que afirman descender del semi-legendario rey Niall Noígíallach (de los Nueve Rehenes) que posiblemente vivió entre el siglo IV y el V d.c.  

La familia O'Neill (en gáelico Ó Néill, no confundir con la tribu mencionada anteriormente) tienen en su árbol genealógico varios Altos Reyes de Irlanda, como Niall Glúndub mac Áedo (muerto en 919) de quien toma su nombre el clan O'Neill.

Tradicionalmente reyes de Tir Eoghain (el territorio luego conocido como Tyrone), desde el siglo XIII aprovecharon la debilidad del condado anglo-normando del Ulster (título que el rey de Inglaterra seguía reclamando como propio en el siglo XVI),  para ampliar su poder e influencia en el norte de Irlanda. 

En su escudo y emblemas destaca la mano roja, convertida en símbolo del Ulster y que también aparece en la de muchas familias relacionadas y en el escudo de la provincia. El origen del símbolo es discutido, ya que se cuentan varias leyendas contradictorias sobre el origen de este emblema. Una  de las más conocidas cuenta que un antepasado de los O'Neill participaba en una carrera de barcos, donde el primero que llegara a tocar tierra sería coronado rey y, viendo que se quedaba atrás de sus competidores, se cortó su propia mano y la arrojó a tierra, consiguiendo así la corona. El grito de guerra de los O'Neill es, coincidentemente, "Lámh Dhearg Abú!" ("¡Victoria para la Mano Roja!").

De la rama original de los O'Neill se han desgajado con los años varios linajes, especialmente destacados los llamados O'Neill Clandeboye (en co. Down) que se ha convertido en un clan independiente por derecho propio.

Dominios
Los O'Neill son la familia más poderosa del Ulster. Consideran a los O'Cahan, MacMahon, Magennis, Maguire y O'Reilly  como sus vasallos (mapa de clanes y familias).

Otras familias dependientes, que no aparecen en el mapa, incluyen a los Donnelly (Ó Donnghaile) cuyo jefe de familia tradicionalmente sirve como mariscal (jefe del ejército) de los O'Neill, los O'Hagan (Ó hÁgáin), administradores del castillo de Dungannon y guardianes de Tullyhogue, o los MacDonnell (MacDomhaill) de Knockinclohy, una familia de gallowglasses.

Entre sus ambiciones se encuentra ser reconocidos como señores supremos de toda la provincia, aunque a menudo son frenados por los O'Donnell y sus aliados en el oeste.

Recientemente, además, en el este ha surgido otro oponente, el creciente establecimiento de mercenarios escoces recién llegados del clan MacDonnell (o MacDonald) en la costa del co. Antrim. En la costa este también quedan aún pequeñas comunidades de anglo-normandos, en la costa fundamentalmente, restos del antiguo Condado del Ulster.

El corazón de sus tierras se corresponde con el posterior co. de Tyrone, así como la parte oriental del futuro co. Derry. Los asentamientos principales (mapa de ciudades y otros asentamientos) son Dungannon, Strabane y Omagh.

Dungannon (Dún Geanainn), pueblo que cuenta con una fortaleza del siglo XIV de gran importancia estratégica. Cerca también se encuentra Tullyhogue (Tulach Óc, "túmulo del joven guerrero") un antiguo fuerte prehistórico donde, tradicionalmente, se realiza la proclamación de cada nuevo O'Neill. Allí, en 1602, el Gobernador Montjoy destruyó la Piedra de Coronación, sobre la que se realizaba este rito.

Strabane (An Srath Bán), una pequeña villa con mercado.

Omagh (An Ómaigh), pequeño pueblo que es sede de un monasterio franciscano que, pese a las leyes inglesas, no será disuelto hasta 1603.  


Jefes de los O'Neill
Conn Bacach (el "Cojo") O'Neill, 1er conde de Tirone (circa 1480-1559)
En 1542 el jefe de los O'Neill, Conn Bacach, se adscribió a la política de rendición y reconcesión, recibiendo el título de conde de Tyrone (en vez del que ambicionaba de Conde del Ulster)  en sustitución de su título nativo de Rey de Tír Eogháin.

Al mismo tiempo, Conn nombró a Matthew (Feardorcha) O'Neill como su sucesor, que recibió el título de Barón Dungannon. Curiosamente esto rompía no sólo las normas irlandesas de herencia, no había sido elegido formalmente como tánaiste,  si no también las inglesas, ya que Matthew según la ley inglesa era el hijo menor y, además, ilegítimo (y según algunos rumores propagados por sus enemigos ni siquiera era realmente hijo de Conn). 

El que Matthew fuera asesinado en 1558, un año antes de la muerte de Conn, por hombres del clan Donnelly (aliados de su medio hermano Shane) no simplifico la situación ya que este había dejado dos hijos: Brian y Hugh, que fueron reconocidos como los legítimos herederos por el Gobernador de la Colonia mientras que Shane sería proclamado jefe de los O'Neill a la muerte de su padre.

Esta situación fue el detonante de una serie de guerras internas por la sucesión que llevarían a la división del clan, y sus vasallos, en distintas facciones durante los siguientes cuarenta años (y la situación perfecta para que los jugadores se vean implicados).

Shane O'Neill (1530-1567)
Shane (Seán) O'Neill  conseguiría convertirse en jefe del clan y en uno de los hombres más poderosos, y temidos, de Irlanda pero no conseguiría el reconocimiento de la corona como heredero de su padre al condado de Tyrone. Por parte materna estaba emparentado con los condes de Kildare (Fitzgerald) y había sido criado por los Donnelly , siendo estos uno de sus principales apoyos. En muchas fuentes se le da el apodo de an Díomáis "el orgulloso" y en general se le pinta con una luz bastante negativa, mientras que otras prefieren el apodo Donnghaileach, "criado por los Donnelly", más neutral.

Como ya hemos comentado primero se encargo de hacer matar a su medio hermano Matthew (en 1558) y después, mientras él mismo hacia un dramático viaje a Londres para "rendirse" ante la reina Isabel, también hizo matar al hijo mayor de este, Brian (en 1562). Sin embargo el menor de sus sobrinos, Hugh, conseguiría sobrevivir, perpetuando la división de la familia. Durante los años siguientes sus tropas, o las de sus aliados, siembran el terror en la colonia, incluso en la lejana Empalizada

Shane era un hombre astuto y muy hábil en la lucha de facciones que siguió; capaz de impresionar a los cortesanos de Londres con sus modales "salvajes", al mismo tiempo que conspiraba en secreto con los franceses o los escoceses para asegurar su posición. Se le retrata a menudo como un hombre turbulento, que llegó a ser excomulgado tanto por la iglesia católica como por la anglicana. 

En 1567 tras sufrir una gran derrota contra los O'Donnell en la batalla de Farsetmore, fue asesinado por miembros de los MacDonnell de Antrim cuando intentaba establecer una alianza con ellos para contar con sus redshanks. Se ha discutido mucho si el gobernador de la colonia estaba directamente detrás de este asesinato, no hay pruebas de ello pero si indicios que parecen señalarlo, pero es innegable que este beneficiaba a sus intereses. 

Sus hijos, que pasaron a ser conocidos como los MacShane o MacShane-O'Neill, siguieron ocupando importantes territorios en el Ulster e intentando hacerse con el liderazgo del clan en las décadas siguientes. Entre ellos destacan Henry (Anrai) MacShane (c. 1550-1622), Conn MacShane (1565-1630) o Hugh (Aodh) MacShane (c. 1575-c. 1621).

Turlough Luineach ("criado por los Ó Luinigh") O'Neill (1532-1595)
El tánaiste elegido por Shane, y su primo, sería proclamado como  O'Neill tras la muerte de este. A la izquierda de este párrafo se puede ver una imagen de su proclamación en , en la que destaca el hacha de uno de sus gallowglas así como el jefe de los O'Cahan colocando un zapato dorado sobre su cabeza (parte del ritual particular de los O'Neill)

Pronto se vio enfrentado no sólo a sus parientes si no también a un intento de invasión por parte del inglés Walter Deveroux, Conde de Essex. Sin embargo consiguió salir con suerte de este trance, conservó amplios dominios  e incluso le fueron concedidos en 1575, en un intento de pacificación. los títulos de Conde de Clanconnell y Barón de Clogher.

En 1569 había contraído matrimonio con Agnes Campbell (1526-1601), del clan escocés Campbell, una mujer formidable, que ya había estado casada anteriormente con James, jefe del clan MacDonnell de Antrim (que había muerto, precisamente, a manos de Shane O'Neill). Aportó al matrimonio 1200 redshanks, a los que se dice que comandaba personalmente, y también sus habilidades diplomáticas (un cronista inglés comenta asombrado su dominio del inglés y el francés).

Turlough siguió siendo una espina clavada en el costado de la colonia durante las dos décadas siguientes, sin embargo en los años 1590 los reveses frente a Hugh O'Neill poco a poco mermaron sus dominios y en 1593 cedió el título de O'Neill a este.  

Hugh "El Grande" (Aodh Mór) O'Neill (circa 1540-1616)
El hijo menor de Matthew fue criado en la Empalizada, con una familia inglesa, y luchó junto a los ejércitos ingleses contra la segunda Rebelión de Desmond (1579-1583). En principio podría parecer que estaría más que dispuesto a colaborar con los ingleses y, sin embargo, terminaría dirigiendo una gran rebelión contra estos.

Aunque si se le reconoció el título de Barón de Dungannon ya a la muerte de su hermano, en 1562, hasta 1587 no se le concedió finalmente el título de Conde de Tyrone y hasta 1593 no es proclamado como Jefe de los O'Neill.

Estableció alianzas con el otro gran clan del Ulster, los O'Donnell, y comenzó un proceso de modernización de sus dominios, y sus ejércitos, a la manera inglesa: aumentando el número de picas y armas de fuego y mejorando el entrenamiento en su uso. Fuera por su educación inglesa, que le permitía aprovechar las ventajas de ambos mundos, o por un talento innato se presenta como el líder gaélico más capaz de su época y también, posiblemente, el más ambicioso. 

Estuvo enfrentado desde el principio a su parientes, los McShanes (los muchos hijos de Shane O'Neill) y al jefe reconocido del clan, Turlough Luineach, durante los años siguientes. Pero, según se fue haciendo más fuerte, sus relaciones fueron complicándose con la administración colonial (que prefería un clan O'Neill dividido) y, finalmente, en 1594 se declaró abiertamente en rebeldía, dando inicio a la llamada Guerra de los nueve años o Rebelión de Tyrone.  

Tras una dura guerra, y tras firmarse la paz en 1603, Hugh mantuvo la mayor parte de sus posesiones. Pero, ante las crecientes tensiones con la corona y sus agentes que le llevaron de nuevo al borde de la rebelión, en un movimiento desafortunado, él y su aliado, Rory (Rudhraighe) O'Donnell conde de Tyrconnell, decidieron abandonar la isla, el 17 de Septiembre de 1607, para buscar aliados internacionales con los que expulsar a los ingleses. Este es la recordada, y lamentada por muchos, "Fuga de los Condes" que muchos consideran la señal del fin de la Irlanda gaélica tradicional. 

Hugh moriría en 1616 el exilio, en Roma, soñando con volver a Irlanda y recuperar sus tierras. Su hijo John o Shane O'Neill (1599-1641), también en el exilio en Flandes y luego en España (donde sería conocido como Juan O'Neill), se proclamaría como 3er Conde de Tyrone, pero nunca fue reconocido como tal en Irlanda y nunca fue proclamado oficialmente como jefe de los O'Neill. 
Publicar un comentario